24 de febrero de 2024

Hallan ahorcado en Guadalajara al presunto autor del doble asesinato en Villarejo de Salvanés

La Guardia Civil ha encontrado ahorcado en un árbol el el término municipal de Mondéjar (Guadalajara) al presunto autor del  asesinato ayer lunes de su ex pareja y el novio de esta, en Villarejo de Salvanés. Ambos fueron degollados durante la madrugada del lunes en el número 12 de la calle Clara de esta localidad madrileña a 50 kilómetros de Madrid.

El cadáver del hombre ha sido encontrado sobre las 04.10 horas de esta madrugada en las cercanías de Mondéjar, donde vivían sus hermanos. Desde la separación, el presunto asesino vivía entre esta localidad y Villarejo de Salvanés.

El cuerpo de la joven, de 24 años, y el de su actual pareja, de 30, fueron encontrados el lunes en el domicilio de ella, ambos degollados, con una herida incisa de arma blanca en el cuello y varias heridas defensivas, también de arma blanca, en manos y brazos.

Los cadáveres de la mujer y de su actual pareja fueron encontrados por los dos hijos de la mujer, de 8 y 4 años que dormían en la vivienda donde fueron asesinados.

Agentes de la Guardia Civil buscaban desde ayer al presunto asesino, ex marido de Hana. La pareja se separó oficialmente a primeros de marzo después de que la mujer asesinada le denunciara a la Guardia Civil.

Hana llevaba desde hacía más de un año sufriendo malos tratos hasta que le «echó valor y le denunció», según una amiga. «Mubarak la pegaba. Cuando recibía el sueldo mensual se lo gastaba todo en máquinas y en fumar y no le daba nada a ella. Ella aguantó mucho tiempo hasta que fue a la Guardia Civil y le denunció», agrega la misma conocida de Hana.

El presunto agresor llevaba varios años trabajando en un matadero de la localidad, Cárnicas Ragel, y tras la separación de su ex pareja vivía en ocasiones en una localidad de Guadalajara, donde reside parte de su familia.

El juez decretó el pasado 1 de abril una orden de alejamiento de 500 metros del hombre con respecto a la víctima después de que ésta le denunciase por malos tratos, según fuentes de la investigación. A mediados de abril la mujer comenzó a salir con otro hombre, también magrebí, vecino de Alcobendas y que murió junto a Hana. Mustafá no vivía con ella, aunque algunos fines de semana los pasaba con Hana. Pese a la orden de alejamiento, Mubarak seguía acudiendo a casa de su ex mujer e incluso la llamaba por teléfono rogándole que volvieran a vivir juntos. Incluso llegó a colarse un día en la casa y ella le echó del domicilio.

Tras la orden de alejamiento dictada por un juez contra Mubarak éste entró en una gran depresión y se mostraba cada dia mas agresivo. «Estaba muy muy quemado con los requerimientos que le llegaban del juzgado y encima se tenía que presentar cada 15 días en el juzgado». «Mubarak casi no tenía dinero para vivir ya que tenía que pasarle a la mujer 600 euros por los dos niños y seguía pagando las facturas del móvil y otras cosas de Hana», añadieron los amigos de Mubarak.

Pese a tener una orden de alejamiento, el presunto asesino seguía acercándose al domicilio de su ex mujer y la llamaba ultimamente al teléfono para que ambos volvieran, según otros familiares. Incluso, la mujer llegó a pillarle un día dentro de casa escondido en el hueco de la escalera, ya que Mubarak la espiaba para ver si salía con otra persona.

Enlaces de Interés

  • En directo
  • Facebook

Area Privada

Archivos