21 de septiembre de 2020

Frutería Huertas (Morata de Tajuña)

La fruta tiene grandes propiedades beneficiosas para nuestra salud. Nos aporta vitaminas, minerales, fibra, calorías y un alto porcentaje en agua.

Este alimento tan básico en nuestra alimentación, es el que desde hace 65 años nos ofrece una familia de Morata en su establecimiento. Nos referimos a la Frutería Huertas.

En 1947, María Jiménez “La Machacona” y su marido abrieron una frutería en el municipio. Los comienzos fueron muy duros, ya que a los cuatro años de emprender este camino, María enviudó y tuvo que sacar adelante el negocio y también a su familia. Los años pasaron y Teresa, una de las hijas de María, junto a su marido Antonio, continuaron con el negocio familiar. Ahora son Carlos y José Mª Moreno, hijos del matrimonio, los que están al frente de la Frutería Huertas, son la tercera generación.

Como nos cuenta José Mª, desde los tiempos de su abuela “las cosas han cambiado mucho”, ahora cuentan con medios mejores aunque el trabajo de frutero sigue siendo duro. Su jornada comienza a las 3 de la mañana para ir al mercado y después, su horario es el de un comercio normal. Esta rutina tan sacrificada, hace que lo peor de este trabajo sea el poco tiempo que pueden pasar con sus familias, por lo que es difícil compaginar la vida laboral con la familiar, pero lo compensa el hecho de que realmente hacen lo que les gusta.

Como es natural, con una antigüedad como la de la frutería Huertas, la clientela es bastante fija y por su- puesto fiel, tanto de Morata como de otros pueblos. El trato con la gente es uno de sus fuertes, ya que después de tantos años tanto Virginia, como Blanca, Carlos o José Mª. conocen a sus clientes y se interesan por ellos. Ellos cuatro sacan adelante el trabajo diario de la frutería, pero cuentan con un apoyo incondicional, el de Antonio, padre de Carlos y José Mª, que aunque está jubilado siempre está dispuesto a echarles una mano en lo que sea necesario. Entre todos se entienden y trabajan sin problemas, como dice José Mª “con una simple mirada sabemos compenetrarnos muy bien”. 

Es inevitable señalar que nada tiene que ver su apodo con su profesión. Son “Los Patatas” por parte de su abuelo paterno, sin embargo son fruteros por sus abuelos maternos como señalamos al principio.

Sus planes de futuro son continuar como hasta ahora, ofreciendo género de calidad, un buen servicio y productos elaborados como las vistosas y excelentes cestas, preparadas por Carlos, una combinación de sabores y colores que deja con la boca abierta a cual- quiera que sea su destinatario y siempre, una buena alternativa para hacer un regalo y quedar bien.

En la Frutería Huertas, que goza de un local céntrico, amplio, luminoso, vistoso y moderno, nos sentimos como en casa porque ante la más mínima duda Carlos o José Ma. nos asesoran y recomiendan con un consejo amable. Comprar en la Frutería Huertas es sinónimo de seguridad ya que siempre tenemos la certeza de que nos llevamos a casa el mejor género para nuestra mesa o cocina pudiendo escoger entre una gran gama de variedades: todo tipo de frutas (no sólo las convencionales o de temporada sino también exóticas), verduras, hongos, hortalizas, frutos secos, especias, gran diversidad de preparados para ensaladas e incluso, aceites ecológicos y vinos de la tierra.

En el mundo de las frutas y verduras no hay color y la experiencia también es un grado. Por ello Frutería Huertas se ha ganado a pulso su prestigio en la comarca trabajando siempre al lado del cliente y apostando por la calidad, su gran valor añadido, sinónimo de garantía y confianza para el comprador.

Todo el equipo que compone La Voz del Tajuña agradece a la Frutería Huertas su aportación mensual al sostenimiento de esta revista confiando en nosotros para promocionar su negocio y continuar haciéndolo. Muchas gracias.

LARA SÁNCHEZ MORENO

 

Deja un comentario

Debe estar autenticado para hacer un comentario.

Area Privada

Archivos